Cudillero peculiar pueblo de Asturias de orígen vikingo

Dicen que los vikingos se asentaron en este pueblo allá por el año 844 cuando reinaba Ramiro I en Asturias. En vez de someter y arrasar a la población parece ser que se fusionaron con ella y crearon lazos comerciales y hasta de matrimonio. De hecho dejaron como herencia el lenguaje, el «pixuetu» un dialecto que hablan en Cudillero nada que ver con el lenguaje de las zonas limítrofes. Podría ser una mezcla del romance o del bable y de una lengua germana. Otra herencia fue la genética. Muchos habitantes de Cudillero tienen ojos azules y piel rosada. 

Cudillero está ubicado Asturias, en pleno mar Cantábrico. A 56 km de Oviedo. Parece estar encajado entre la mar y la montaña. Parte de su costa está declarado paisaje protegido.

Cudillero al caer la noche

Hoy es un pintoresco pueblo marinero turístico de Asturias donde las calles son estrechas, cuesta arriba y sus casas colgantes de colores parecen formar un anfiteatro mirando al mar.

Cudillero

Estrechas calles de Cudillero
Estrechas calles de Cudillero
Estrechas calles de Cudillero
Estrechas calles de Cudillero

Abajo está la lonja, restaurantes, bares y más casas típicas con sus aperos de pesca y por supuesto, los turistas que no se atreven a trepar por las calles cuesta arriba de Cudillero. Subir por las calles supone un verdadero ejercicio físico pero merece la pena para captar la esencia de us arquitectura caprichosa y enrevesada de pequeñas casas de calles estrechas donde la terraza de una coincide con el techo de otra. Es obligatorio subir para contemplar desde arriba la guapísima panorámica que nos ofrece este pueblo mirando al mar. Pero tampoco se está mal al lado del puerto tomando una sidra y comiendo algún pescado fresco. Así que recomiendo subir, luego bajar y tomar la sidra tan merecida.

Típicas casas de Cudillero
Puerto

Pateando las calles de Cudillero nos solemos encontrar con algo muy curioso colgado en algunas puertas y ventanas. Se trata del famoso curadillo secando. Es algo típico de Cudillero. Se trata de un pequeño tiburón, vulgarmente conocido con el nombre de gata, y del que durante muchos años vivieron básicamente los pescadores de este pueblo.

Curadillo secando

Cudillero es un pueblo típico marinero y por lo tanto poblado de gaviotas que revolotean por todas partes y que campan a sus anchas en los tejados, farolas y cualquier parte del pueblo. La banda sonora de Cudillero está formada por los graznidos de las gaviotas y el susurro de la mar. Mires donde mires hay gaviotas. Forman parte del decorado urbano.

Las gaviotas de Cudillero
Cudillero cuenta con un estupendo puerto pesquero y un buen puerto deportivo. En este puerto siempre hay vida tanto de día como al atardecer. Suele haber barcos entrando en el puerto y al atardecer siempre hay algún pescador tirando la caña en el puerto.
Puerto pesquero
Faro y puerto
Pescadores al atardecer
Puerto
Puerto
Y por supuesto, no podemos dejar de mencionar el faro de Cudillero. Inaugurado en 1858. Sustituyó al antiguo sistema de señalización, que consistía en la utilización de hogueras encendidas por las mujeres de los pescadores. Situado sobre un acantilado a 75 metros de altura.
Faro de Cudillero
Faro de Cudillero

Al llegar la noche este pueblo adquiere un especial encanto de carácter misterioso donde las luces colgantes de las casas destellan entre la neblina y el aire de salitre con olor a mar.

Cudillero de noche
Cudillero de noche

Además de tener un bonito pueblo marinero muy acogedor también cuenta con preciosas playas al rededor de obligada visita que dejan boquiabiertos a todos los visitantes. Como la playa del Silencio o la playa de Queirúa.

Playa del Silencio
Playa del Silencio
Playa de Queirúa

3 thoughts on “Cudillero peculiar pueblo de Asturias de orígen vikingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *